sábado, 9 de agosto de 2014

POLYLEPIS: CONQUISTADOR DE LAS ALTURAS

En algunos valles y laderas de las altas montañas andinas habitan unos peculiares árboles, los únicos que lograron vencer las barreras de la altitud y el frio; se trata de los coloraditos del género Polylepis, llamados así por la coloración rojiza de la corteza de sus troncos.

Los coloraditos son las especies de árboles que crecen a mayor altitud en el planeta, hasta casi los 5000 metros sobre el nivel del mar.

En mis recorridos por los páramos andinos he tenido la fortuna de hallar y fotografiar a los coloraditos venezolanos de la especie Polylepis sericea, siempre vistosos a la distancia por su llamativo porte y coloración, en ocasiones formando pequeños bosques parecidos a los de cuentos de seres mágicos. 

Si observas bien su corteza te darás cuenta que tiene múltiples láminas que se desprenden en delgadas capas. De ahí surge su nombre científico: Polylepis, el cual deriva de dos palabras griegas, poly (muchas) y letis (láminas). Esa corteza gruesa protege al tronco de los coloraditos contra las bajas temperaturas y los incendios. 

Los fuertes vientos del páramo andino favorecen la polinización del coloradito. Esa estrategia evolutiva fue la que probablemente lo ayudó a colonizar las alturas andinas, puesto que no tuvieron que depender de la ayuda animal para su propagación.

Los coloraditos han sido utilizados por la gente del páramo desde tiempos ancestrales como fuente de leña y madera para la construcción de corrales y herramientas de trabajo. La corteza del árbol se utiliza como tinte natural para los tejidos de lana y también posee, presuntamente, propiedades medicinales para el tratamiento de afecciones respiratorias y renales.

Por su especialización a vivir solo en ambientes de condiciones bioclimáticas extremas, el coloradito es vulnerable a la extinción. La destrucción del páramo y el cambio climático amenazan el futuro de esta especie única, patrimonio natural de una de las regiones más biodiversas del planeta. En esta ocasión comparto algunas fotografías de esta llamativa especie botánica y su entorno. Debemos conocer y proteger al coloradito para siga formando parte del paisaje andino, aportando belleza y función ecológica. Haz clic sobre la foto que quieras ver más grande. 

Las empinadas laderas y valles son el hogar del coloradito
Coloradito (Polypelis sericea)

Detalle de las hojas del coloradito
Los bosques de coloradito son hábitat y refugio para muchos animales
La Laguna Negra (Parque Nacional Sierra Nevada) está rodeada por coloraditos
Hábitat del coloradito en la Laguna La Fría, Sierra Nevada de Mérida
Bosque de coloraditos en laderas de la Sierra Nevada de Mérida

Disponibilidad de Imágenes
Esta y otras fotografías están disponibles para su venta en formato digital en alta resolución y en versiones impresas de alta calidad en edición limitada (previa solicitud). Se pueden adquirir los derechos de uso con fines comerciales, educativos o académicos. 

 Availability of Images
All my photos are available for multiple purposes, specially for publishing, so if you are interested in to get copies and use permissions, don't hesitate in to contact me (e-mail: visiontorres@gmail.com). The payment of royalties is necessary, but the fees are pretty cheap. I look forward to hearing from you soon. 

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS / SE PROHIBE EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTAS FOTOGRAFIAS SIN LA AUTORIZACION PREVIA Y POR ESCRITO DEL AUTOR. © Denis Alexander Torres. 

Para Establecer Contacto
E-mail: visiontorres@gmail.com / torreoso@gmail.com